Inteligencia artificial: ¿qué impacto tiene en nuestras vidas?

Publicado hace 8 meses

Compartir en:

La inteligencia artificial (IA) es un campo de la informática que se centra en la creación de sistemas que pueden realizar tareas que normalmente requieren inteligencia humana, como el aprendizaje, el razonamiento y la percepción. Estos sistemas pueden sentir su entorno, razonar sobre el conocimiento, procesar la información obtenida de los datos y tomar decisiones para lograr un objetivo determinado.

Según la definición de Inteligencia Artificial de la Comisión Europea existen dos tipo de IA:

  • Software: asistentes virtuales, software de análisis de imágenes, motores de búsqueda o sistemas de reconocimiento de voz y rostro.
  • Inteligencia artificial integrada: robots, drones, vehículos autónomos o Internet de las cosas.

Uno de los avances más significativos en el campo de la inteligencia artificial es el desarrollo de las redes neuronales artificiales. Estas son estructuras de algoritmos inspiradas en el funcionamiento del cerebro humano, compuestas por capas de nodos interconectados. Mediante el entrenamiento de estas redes neuronales con grandes cantidades de datos, las máquinas pueden aprender a reconocer patrones, realizar predicciones y tomar decisiones basadas en la información proporcionada.

Otro avance emocionante en el campo de la IA es el desarrollo de sistemas de aprendizaje profundo, conocidos como deep learning. Estos sistemas utilizan redes neuronales con múltiples capas ocultas para procesar y analizar datos complejos de manera más eficiente. El aprendizaje profundo ha demostrado un gran éxito en áreas como el reconocimiento de voz, la visión por computadora y la traducción automática.

Un tema relevante y debatido en relación con la IA es la ética. A medida que la inteligencia artificial avanza, surgen preocupaciones sobre el impacto en el empleo, la privacidad de los datos, la toma de decisiones sesgada y la responsabilidad de las máquinas. Los expertos en el campo están trabajando en el desarrollo de marcos éticos y regulaciones para abordar estos desafíos.

La llegada de la inteligencia artificial ha generado preocupación en ciertos empleos que podrían ser afectados por la automatización y la sustitución de tareas realizadas por humanos. Algunos de los empleos que han despertado inquietud son:

  1. Conductores y trabajadores de transporte: Con el desarrollo de vehículos autónomos, existe la posibilidad de que los conductores de taxis, camiones y otros vehículos de transporte sean reemplazados por sistemas de conducción automatizados.
  2. Cajeros y trabajadores de comercio minorista: Los avances en tecnología de punto de venta y pago electrónico están permitiendo la automatización de los procesos de compra y pago, lo que podría reducir la demanda de cajeros y personal de atención al cliente en tiendas minoristas.
  3. Trabajadores de fábricas y ensamblaje: La automatización de la producción industrial mediante robots y sistemas de IA puede desplazar a los trabajadores en tareas de ensamblaje y fabricación, especialmente en aquellas que son repetitivas y predecibles.
  4. Agentes de seguros y servicios financieros: Los chatbots y los sistemas automatizados de asesoramiento financiero están siendo utilizados en la industria de seguros y servicios financieros, lo que puede reducir la necesidad de agentes de seguros y asesores financieros humanos.
  5. Operadores de centros de llamadas: Los sistemas de respuesta automática de voz y los chatbots pueden encargarse de manejar una gran cantidad de llamadas y consultas de clientes, lo que podría reducir la demanda de operadores de centros de llamadas.
  6. Analistas de datos y tareas administrativas: La IA puede realizar análisis de datos de manera más rápida y eficiente que los humanos, lo que podría afectar a analistas de datos y profesionales que se dedican a tareas administrativas y de procesamiento de información.

Es importante destacar que si bien la IA puede automatizar ciertas tareas, también crea nuevas oportunidades de empleo en áreas relacionadas con el desarrollo, mantenimiento y supervisión de sistemas de IA, así como en roles que requieren habilidades humanas como la creatividad, el razonamiento ético y la toma de decisiones estratégicas.

Te puede interesar